Presión sanguínea baja

La presión arterial baja

Tengo una ligera hipertensión . Los médicos me dicen que, aunque no sea especialmente alarmante, es algo que tengo que vigilar por las consecuencias que puede acarrearme a largo plazo.

Es frecuente que consideremos una causa de preocupación cuando presión arterial está por encima de unos valores recomendados. Sin embargo,cuando ocurre lo contrario también puede ser motivo de preocupación.

La presión sanguínea baja, también conocida como hipotensión, se produce cuando la presión de la sangre en las arterias es anormalmente baja. Una presión sanguínea ligeramente por debajo de lo normal no es un signo de problemas. Al contrario, puestos a elegir, es preferible que tener una presión sanguínea elevada de una forma constante.

Cuando la presión sanguínea cae demasiado se reduce el flujo de sangre al cerebro y otros órganos vitales, lo que puede ocasionar mareos e incluso la pérdida de conciencia.

Por que se produce una presión sanguínea baja

El corazón es una bomba que mantiene en circulación la sangre en el cuerpo a través de una red de conductos formados por arterias,venas y capilares. La presión sanguínea es la presión que ejerce la sangre en el interior de las arterias cuando la sangre circula a través de ellas.

La presión sanguínea se mide en milímetros de mercurio (mmHg). Consta de dos medidas:

  • La presión sistólica: es la presión cuando el corazón se contrae e impulsa la sangre en el interior de las arterias. Para entendernos, es el valor de los dos que definen la presión sanguínea.
  • La presión diastólica: es la presión que soportan las paredes de las arterias entre dos palpitaciones del corazón. En otras palabras, cuando está en reposo, por lo que el valor más bajo de la presión sanguínea.

A modo de ejemplo, si la presión sistólica (la alta) es de 120 mmHg y la diastólica es de 80mmHG, el médico te dirá que tienes una presión de 120/80.

La presión sistólica normal –o considerada normal puesto que varía con la edad- está entre 90 y 140. Mientras, la diastólica normal debería estar entre 60 y 90. Si te dicen que tienes una presión de 140/90, debes saber que estás en el límite de lo que es considerado saludable. Por encima de 140 en el numerador tienes hipertensión, lo cual a largo plazo puede acarrearte problemas serios, entre los cuales están el riesgo de infarto e incrementa la probabilidad de sufrir enfermedades como el Alzheimer.

Por qué tengo baja la presión

Existen varias razones que pueden explicar una tensión arterial baja. Depende de tu edad, de la temperatura del ambiente (el calor baja la tensión), de si estás tomando alguna medicación que altere la presión o incluso del momento del día en que te tomes la tensión. En casos graves, una caída en la presión sanguínea puede ser indicativa de una lesión o de algunas enfermedades.

Como tratar una tensión arterial baja.

A no ser que tengas síntomas como mareos o frecuentes desmayos, una tensión arterial baja no suele requerir atención médica. Si, por el contrario, tienes alguno de estos síntomas, es conveniente que consultes a tu médico.

Puedes limitar los síntomas de una presión arterial baja con algunos consejos, como por ejemplo:

  • Evita levantarte rápido o recuéstate si te sientes mareado. Así consigues que llegue más fácilmente el riego sanguíneo al cerebro.
  • Asegurate de beber líquido. Una baja presión sanguínea puede originarse como consecuencia de una deshidratación.
  • Come algo salado, como por ejemplo aceitunas en salmuera. Elevando la concentración de sal en la sangre conseguimos elevar la presión osmótica y por tanto la cantidad de líquido que circula por las arterias.
  • Come más a menudo. Más comidas y en menos cantidad, para mantener un suministro constante de sales y nutrientes en la sangre.

Más información en:

http://www.nhs.uk/Conditions/Blood-pressure-(low)/Pages/Introduction.aspx#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *